miércoles, 26 de marzo de 2014

miércoles, 19 de marzo de 2014

jueves, 6 de marzo de 2014

Ucrania: Otras perspectivas

Natalka Sniadanko considera que la guerra ideológica de Rusia contra Ucrania comenzó hace mucho. Se remonta al pacto de 1654 entre el Zar y la unión polaco-lituana. En dicho pacto se concedió a Ucrania una autonomía que nunca se cumplió. En lugar de eso, Ucrania terminó siendo una provincia del imperio. Durante la época soviética fue sometida a deportaciones masivas, exilios, hambrunas y se usó a los ucranianos como carne de cañón contra los tanques alemanes en nombre de Stalin. Cuando en las regiones del oeste de Ucrania el ejército soviético sustituyó al nazi, la guerra se recrudeció contra los ucranianos que intentaban mediante tácticas de guerrilla crear un Estado independiente ucranio. En dicho período se fraguó el estereotipo de los renegados que hablaban en idioma ucranio: un grupo de paletos dispuestos a matar a cualquiera que hablara en ruso.
Sniadanko cree que dicha guerra continúa hoy y la última fase viene desde hace tres meses cuando los ucranios en Maidan han tratado de crear un nuevo Estado libre de corrupción. Afirma que Putin está intentando hacer creer que, frente al mito de los agresivos nacionalistas del oeste, está la contraparte mítica de los ruso-hablantes del este que le apoyan. Esos mitos se pusieron de manifiesto en la revolución naranja de 2004 y han sido utilizados por las dos partes para ganar poder haciendo creer a la gente de cada una de las regiones que los otros son un peligro terrible.
Sniadanko afirma que esos mitos están llegando a su fin y que eso pretendían mostrar las protestas de 2014, que intentaban hacer ver a los ucranios que no se trataba de un enfrentamiento entre el este y el oeste, sino entre los corruptos y el pueblo, con independencia de su región de origen, pues también habrían en Ucrania rusohablantes rusófobos.

Resultan también interesantes las siguientes noticias de prensa: