lunes, 31 de diciembre de 2012

sábado, 29 de diciembre de 2012

Lecciones para mejorar el sistema educativo

Ahora que en España está en discusión una nueva ley para la mejora del sistema educativo, conviene recordar las lecciones que se pudieron extraer de la última encuesta global PISA (2009) de tal modo que podemos considerar si en España tanto en los últimos años, como especialmente con la nueva ley, se tienen en cuenta aquellas lecciones que no son otra cosa que los rasgos coincidentes de aquellos países con mejores resultados:
  • Es tan importante la calidad como la equidad. Hay que conseguir tanto la excelencia como la igualdad de oportunidades para todos al tiempo que la ayuda especial a los más desfavorecidos. Lo que resulta obvio por razones estadísticas. Si descuidamos algún elemento, se perderán posiciones globales.
  • Las escuelas tienen que estar bien dotadas de recursos. Si se quiere invertir en el futuro, hay que marcar aquí una prioridad. No puede haber escuelas con tecnologías que no sean del presente.
  • Hay que apoyar decididamente a la escuela pública porque es aquí dónde se pueden empeorar o mejorar los resultados globales. Esto es así también por obvias razones estadísticas.
  • Es necesario dotar de herramientas para mejorar el ambiente escolar entre las familias, el profesorado y el alumnado. Se trata de definir bien las tareas y responsabilidades de cada cual.
  • Hay que aumentar la autonomía de los centros escolares. Obviamente autonomía y responsabilidad van ligadas. Por eso también hay que definir con claridad y precisión los objetivos, competencias, valores y actitudes que se quieren alcanzar, y cómo lo vamos a evaluar.
  • La selección de la dirección debe hacerse con mucho mayor cuidado y deben ser personas muy formadas y preparadas para conseguir resultados. Los empeoramientos o las mejoras obtenidas deberían repercutir tanto en la dirección como en el resto del equipo profesional del centro docente, sin olvidar a las instancias que hayan designado a la dirección.
  • Hay que conseguir que en España la sociedad respete las titulaciones; esto es, que si alguien posee un título, tal cosa tenga una significación importante y favorable en todos los respectos y especialmente en los laborales y retributivos.
  • Hay que conseguir que en España se respete al profesorado y que esté muy bien pagado. Ambos aspectos están relacionados. Puede haber vocaciones, pero la profesionalidad y los mejores sólo llegan al profesorado con salarios altos. Además el profesorado debe tener acceso a una carrera profesional con incentivos retributivos tales que los buenos profesores no quieran abandonar la docencia directa en el aula para mejorar su salario.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Argullol: Escuela y libertad

Rafael Argullol considera el hecho de que la educación en España ocupe un puesto en la cola de los estudios comparativos entre diversos países del mundo. Lejos de considerar que la escuela es la responsable de tal situación,  pone el foco en una sociedad en la que se fomenta el analfabetismo, las responsabilidades recaen en individuos reprobables, la incultura se exhibe y se ha apoderado de los poderes del Estado. Por eso, el milagro sería tener una escuela excelente teniendo los Gobiernos y los Parlamentos que tenemos; igual que sería milagrosa una escuela amante de la razón y la argumentación cuando comprobamos, por ejemplo, el galimatías de la retórica del poder judicial posibilitando toda arbitrariedad; así, sería mágico tener una escuela intelectualmente rigurosa en un país de tertulias en las que triunfa el más gritón e inculto; y, finalmente, sería prodigioso tener una escuela que incitara a los jóvenes hacia el cultivo de la libertad de conciencia y el respeto de la verdad cuando se tienen unos medios de comunicación que desprecian lo libre y destruyen lo íntimo.
Sin una buena escuela, a causa de la falta de tradición humanista e ilustrada, concluye Argullol, no hay ciudadanía y, por tanto, el edificio democrático es una casa vacía.
Argullol, Rafael. "Sin crítica no hay libertad". El País 23.12.2012.

sábado, 8 de diciembre de 2012

España: Filosofía en el Bachillerato

  • Evolución en España de la presencia de la Filosofía en el Bachillerato desde 1953 y actualizado a fecha de 12.12.2013. Incluye LOMCE-Ley Mejora Calidad en Educación de 2013:
Ley
Año
Asignatura
Tipo
Curso de
bachillerato
Horas
semanales
Plan 1953 Nociones de Filosofía Común 3
Plan 1953 Historia de la Filosofía Común 3
Plan 1957 Filosofía Común 6
Plan

Filosofía Común 3
Plan

Historia de la Filosofía Común PREU 4
LGE 1970 Filosofía Común 4
LGE 1970 Historia de la Filosofía Común COU 4
LOGSE 1990 Filosofía Común 3
LOGSE 1990 Historia de la Filosofía Obligatoria en Modalidad Humanidades y CCSS 4
Reforma Humanidades 2001 Filosofía I Común 3
Reforma Humanidades 2001 Filosofía II Común 3
LOE 2006 Filosofía y Ciudadanía Común 2 (3)*
LOE 2006 Historia de la Filosofía Común
(optativa en PAU)
2 (3)*
LOMCE


2013 Filosofía Común

LOMCE 2013 Historia de la Filosofía
Optativa**
en la modalidad de Humanidades y CCSS, dado que en dicha modalidad se elegirán al menos dos materias entre:
- Economía de la empresa.
- Geografía.
- Griego II.
- Historia del Arte.
- Historia de la Filosofía.


Optativa**
en todas las modalidades, dado que se cursará un mínimo de dos y un máximo de tres de las siguientes materias (si no se han elegido ya):
- Análisis Musical II.
- Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente.
- Dibujo Artístico II.
- Dibujo Técnico II.
-Fundamentos de Administración y gestión.
- Historia de la Filosofía.
- Historia de la Música y de la Danza.
- Imagen y Sonido.
- Psicología.
- Religión.
- Segunda Lengua Extranjera II.
- Técnicas de Expresión Gráfico-Plástica.
- Tecnología Industrial II.
- Tecnologías de la Información y de la Comunicación II.
- Una materia del bloque de asignaturas troncales no cursadas.



En este blog:
* En algunas Comunidades Autónomas.
** A establecer por las administraciones educativas (CCAA) y según las posibilidades organizativas de los centros.

Véase: España: LOMCE.

martes, 4 de diciembre de 2012

LOMCE: Nuevo borrador

Anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE):
En este blog:

España: ¿Modelo federal?

A vueltas con la cuestión de la reforma del Estado que se plantea con cierta insistencia en España tanto por las presiones independentistas de algunas formaciones políticas como por la crisis económica que parece conducir a una racionalización del gasto también en la organización política del Estado, sintetizamos las tesis básicas de los siguientes artículos de prensa publicados por sendos profesores universitarios:

Víctor Lapuente aboga por una reforma federal de España para fomentar algo parecido a la vieja idea de los reinos de taifas. Con ello quiere hacer referencia a la conveniencia, no de enfrentamientos militares, sino de abrir la posibilidad de ensayar un federalismo de mercado en el que cada región competiría con las vecinas desde su plena libertad para ensayar caminos diferentes, de tal modo que todos se beneficiarían de los aprendizajes de los vecinos.

Por otro lado Antonio Arroyo presenta un compendio de aprendizajes que pueden extraerse del modelo federal alemán y que podrían resumirse, grosso modo, en los siguientes:
  • Es necesario definir con precisión las competencias de la Federación, de modo que el resto serían de las regiones (Länder).
  • El reparto de competencias debe acompañarse de instrumentos de cooperación.
  • Los gobiernos de las regiones formarán parte de una cámara (Bundesrat - Senado) con importancia decisiva para determinadas leyes federales.
  • Financieramente deben respetarse los principios de "conexión" (asignación de tareas y gastos asociados a ellas), "ordinalidad" (puede haber solidaridad entre regiones pero sin alterar el orden de la capacidad financiera de cada región tras el reparto) y "transparencia" (identificación de los responsables de recaudación).
  • La representación en Europa se hace a través de la Federación, y las posibles sanciones son repercutibles  a las regiones en la medida en que sean atribuibles a cada una de ellas.
  • Todos los órganos deben actuar con "lealtad federal" y ello debe significar fórmulas precisas para evitar los egoísmos.
  • Se debe asumir que la vieja cuestión de la "soberanía" ha perdido sentido y que lo importante es la distribución del poder.