sábado, 31 de octubre de 2009

Hughes: Obama creyó en Internet

Unos cientos de años después de Maquiavelo, los "príncipes" contemporáneos parecen abocados a escuchar no sólo las verdades de unos pocos, sino las de muchos. La pasada campaña electoral del Presidente Obama en USA así lo pone de manifiesto, y el medio para escuchar a tantos han sido las redes sociales creadas a través de Internet.
Cris Hughes, fundador de Facebook, ayudó a Obama en esta tarea. Según su opinión, no se usó Internet porque sí, sino que "nosotros la usamos para dar poder a la gente, para crear bases, gente que se sienta responsable, parte de la campaña todos los días. Y ése es el porqué, no entras en la Red para leer algo sobre Barack Obama, sino para crear contenido."
"Obama creyó en Internet". El País, 30/10/2009, Vida & Artes, página 61.

Enlaces relacionados:
Obama for America 2.0?

Barceló: Internet, un proyecto militar fracasado

Internet ha cambiado el mundo. Se cumplen estos días 40 años de su nacimiento. Miquel Barceló presenta un pequeño resumen de sus primeros pasos:
Barceló, Miquel. "Internet, un proyecto militar fracasado". El País, 29/10/2009, Ciberp@ís página 6.

viernes, 30 de octubre de 2009

Maquiavelo: Cómo huir de los aduladores

Nicolás Maquiavelo dedicó su obra El Príncipe a teorizar sobre la consecución y el mantenimiento del poder político. Napoleón Bonaparte prestó tanta atención a dicha obra que disponemos de una versión anotada por este último (en castellano, ed. Espasa-Calpe). Muchas de las recomendaciones de Maquiavelo son méramente pragmáticas y parecería que su observancia fuera sencilla, pero si consideramos cómo los aduladores rodean a los poderosos actuales al tiempo que éstos se deshacen de aquellos que tienen independencia de criterio y tendencia a la verdad, tenemos que concluir que no han leído atentamente a nuestro autor. He aquí una nueva ocasión:

Capitulo XXIII

COMO HUIR DE LOS ADULADORES
  • No quiero pasar por alto un asunto importante, y es la falta en que con facilidad caen los príncipes si no son muy prudentes o no saben elegir bien. Me refiero a los aduladores, que abundan en todas las cortes. Porque los hombres se complacen tanto en sus propias obras, de tal modo se engañan, que no atinan a defenderse de aquella calamidad; y cuando quieren defenderse, se exponen al peligro de hacerse despreciables. Pues no hay otra manera de evitar la adulación que el hacer comprender a los hombres que no ofenden al decir la verdad; y resulta que, cuando todos pueden decir la verdad, faltan al respeto.
  • Por lo tanto, un príncipe prudente debe preferir un tercer modo: rodearse de los hombres de buen juicio de su Estado, únicos a los que dará libertad para decirle la verdad, aunque en las cosas sobre las cuales sean interrogados y sólo en ellas. Pero debe interrogarlos sobre todos los tópicos, escuchar sus opiniones con paciencia y después resolver por sí y a su albedrío. Y con estos consejeros comportarse de tal manera que nadie ignore que será tanto más estimado cuanto más libremente hable. Fuera de ellos, no escuchar a ningún otro, poner en seguida en práctica lo resuelto y ser obstinado en su cumplimiento. Quien no procede así se pierde por culpa de los aduladores o, si cambia a menudo de parecer, es tenido en menos.

Maquiavelo, Nicolás. El Príncipe. Ebook en Planetalibro.


martes, 20 de octubre de 2009

García Reche: Democracia bajo mínimos

Andrés García Reche opina que los actuales episodios de corrupción no son simplemente coyunturales sino que, por el contrario, amenazan gravemente la calidad de la democracia. El ciudadano podría estar pensando: "Si las Administraciones públicas son incapaces de un control eficiente y los corruptos obtienen provecho, entonces que aquellas no dispongan del dinero de nuestros impuestos". Sería el triunfo del liberalismo.
Cree que los ciudadanos deben tomar la iniciativa y propone a los partidos políticos una hoja de ruta, si quieren reconducir la situación:
1. Elección popular directa de órganos de justicia y fiscal general del Estado.
2. Límites temporales para dictar sentencias judiciales.
3. Eliminación de las Diputaciones.
4. Adelgazamiento y especialización del Senado.
5. Comisión externa a los Ayuntamientos que dictamine sobre planes de urbanismo.
6. Contrataciones públicas desligadas de los gobiernos.
7. Comisiones de investigación parlamentarias no controladas por la mayoría.
8. Dirección consensuada de televisiones y radios públicas.
9. Tribunales de cuentas independientes que fiscalizen todas las cuentas públicas.
10. Ley de partidos con nuevo sistema de elección de candidatos y su financiación.
García Reche, Andrés. "Democracia bajo mínimos". El País 20/10/2009, edición Comunidad Valenciana, página 8.

La propuesta es pertinente. Tal vez quedaría por considerar alguna cuestión: ¿Qué ocurre si los partidos políticos no están interesados en cambiar el actual estado de cosas? Y, por recordar alguna reflexión previa: ¿Tendrá algo que ver en todo esto lo que ya apuntaba Víctor Lapuente?


domingo, 4 de octubre de 2009

Antonio Ruiz: Educación y Ciudadanía

La del profesorado de Filosofía es una interesante y conveniente perspectiva respecto del conflicto sobre la materia Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, especialmente porque no es una razón menor que se atribuya a estos especialistas la impartición de dicha materia. En ese sentido me parece muy adecuada la opinión del profesor Antonio Ruiz, publicada en El País del 05/10/2009, Cartas al Director, que nos da una muestra de sensatez y sobre todo de profesionalidad.